Destacado

VÍDEO INÉDITO: El asesino espera, saca la pistola y asesina a sangre fría al embajador ruso

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
322 Visualizaciones

Se mueve a sus espaldas algo nervioso, pero manteniendo la calma, preparando el vil asesinato. Es Mevlüt Mert Altıntaş, quien en el vídeo grabado este 19 de diciembre de 2016 por el móvil de uno de los asistentes a la exposición fotográfica 'Los rusos a los ojos de los turcos', en Ankara, no quita ojo al diplomático Andrei Karlov, durante su discurso. (Quién era el policía que asesinó al embajador ruso: "¡Allahu Akbar!"). 

El policía estuvo siempre detrás del diplomático, mientras éste hablaba y un colaborador traducía. Se fue moviendo apaciblemente de un lado a otro, con las manos en el vientre. Esperaba pacientemente.

Hasta que en el transcurso de tres segundos sacó la pistola de su americana, apuntó a Karlov y le disparó varias veces. Se aseguró de haberlo matado.

Un vídeo anterior, grabado por las cámaras de la televisión turca, empezaba con el instante en que el embajador recibía los disparos. La grabación, tomada por el canal TRT y difundida por las redes sociales, no permitía ver al tirador hasta después de consumado el magnicidio.

Otras tres personas que habían ido a ver la apertura de la exposición fotográfica fueron heridas en la escena. Había aproximadamente 100 invitados.

El video de TRT registró todo el discurso que dio Altıntaş después del ataque, referido esencialmente a la guerra civil en Siria. "¡Allahu Akbar! ('Alá es grande')", fueron las primeras palabras que gritó el terrorista.

Luego, pronunció los aparentes motivos de su ataque: "¡No olviden a Siria! ¡No olviden a Alepo! ¡Mientras que no estén seguros, usted no estará seguro! ¡Los responsables de las atrocidades tienen que pagar el precio aquí!", gritó el hombre, identificado como miembro de las fuerzas de seguridad turcas.

El atacante, que había sido asignado a la custodia del embajador ruso, fue abatido a tirospor fuerzas de seguridad minutos después de los disparos que dieron muerte a Karlov.

El último año, Rusia se involucró de lleno en la guerra civil siria. Allí, ayudó al régimen de Bashar al Assad a combatir a los rebeldes de su país, donde se ejecutó una verdadera matanza. Alepo es uno de los símbolos del conflicto.

Categoría
Prime Time Terrorismo

Deja tu comentario