Destacado

Un atracador sin suerte

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
1.000 Visualizaciones

El delincuente sólo tenía 17 años, muchas ganas de dinero y la peor suerte del mundo. Entró a la farmacia, sacó la pistola y exigió la pasta. Todos los clientes eran policías y lo mataron como a un perro. En Goiás, Brasil.

LOS HECHOS

Eran las 21 horas del miércoles 31 de mayo de 2017 cuando el delincuente se bajó de la moto y entró en la farmacia. Tenía puesto el casco para que no pudieran reconocerlo.

Se acercó al empleado de la caja, y lo amenazó con una pistola. En ese momento, uno de los cuatro clientes que estaban allí se escondió detrás de una estantería, sacó su arma y disparó sin piedad al adolescente, que cayó al suelo.

 

Entonces, los otros tres clientes sacaron sus pistolas y acribillaron al criminal. No está claro quiénes dispararon y quiénes no. Lo que se sabe es que los cuatro eran policías que estaban fuera de servicio.

El ladrón murió en el acto. "El arma se le cayó después de que lo balearan", aclaró el teniente coronel Ricardo Mendes, asesor comunicacional de la Policía Militar, entrevistado por G1. "Tenía un vasto historial de crímenes contra la sociedad", agregó.

 

También contó que afuera había un cómplice esperándolo en la moto. Al ver lo que ocurrió, dejó el vehículo y se fue corriendo. Ya fue identificado, pero continúa prófugo.

El Segundo Distrito Policial de Itumbiara evaluará el accionar de los agentes y decidirá si corresponde sancionarlos y, eventualmente, iniciar un proceso en su contra.

Categoría
Prime Time

Deja tu comentario