Destacado

Sudamérica llega a la realidad virtual

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
458 Visualizaciones

nmas1.org 

En Bogotá, un equipo de desarrolladores de videojuegos imagina el futuro de la realidad virtual. Ellos intercambian ideas que después se convertirán en bocetos y luego en mecánicas que los programadores utilizarán para crear prototipos y probar si la idea funciona o no. A diferencia de los videojuegos tradicionales para PC, consolas o móviles, en donde las reglas ya fueron definidas, la realidad virtual es un nuevo terreno por explorar, en el que la única guía es la experimentación. Eso es lo que llamó la atención de la empresa Teravision Games, que fue creada en 2006 y que hoy desde Colombia es uno de los primeros estudios latinoamericanos en enfocarse en esta nueva plataforma.

La empresa ha lanzado un juego para el Gear VR de Samsung llamado Flushy Fish a un precio de 4 dólares y según Enrique Fuentes, el CEO de la compañía, las ventas del juego ya han superado a las que han tenido antes en juegos móviles gratuitos. En el juego, el jugador puede controlar a un pez que debe llegar al final de cada nivel saltando de un barril a otro en el momento preciso, evitando obstáculos en el menor tiempo posible. La realidad virtual nos permite estar dentro de este universo y planear con más detalle nuestra estrategia: solo tendremos que girar la cabeza y fijar la mirada en otro lugar del escenario. Flushy Fish estuvo destacado en la tienda de aplicaciones del Gear VR y tras esta primera experiencia Teravision Games trabaja en dos nuevos juegos que llegarán a las otras plataformas de realidad virtual del mercado.

El desarrollo de juegos basados en tecnologías emergentes como la realidad virtual es una oportunidad para los estudios en Latinoamérica. La brasileña IMGNATION desarrolló junto con la gigante finlandesa Rovio experiencias en realidad virtual basada en el universo de Angry Birds. Una de ellas nos permite tomar el papel de uno de los conocidos pájaros lanzados desde una honda y seguir su recorrido tratando de atravesar ciertos lugares clave para obtener un mejor puntaje. El juego no ha sido lanzado comercialmente pero muestra el potencial que tendría la franquicia. Por otro lado, la empresa chilena IguanaBee está realizando con el apoyo de Google un juego de realidad aumentada llamado Raise utilizando su nueva tecnología Project Tango. En él tendremos a nuestro cargo un cachorro con el que podremos jugar, alimentar e incluso combatir enemigos. Lo especial del juego es que el escenario podrá ser nuestra casa y el cachorro reconocerá con exactitud las paredes, muebles y otros objetos dentro de ella. Solo tendremos que usar la cámara de nuestra tableta o celular y nuestra mascota aparecerá en tiempo real en la imagen y comenzará a interactuar con los objetos de nuestra casa. Google anunció en su conferencia anual que este año Lenovo lanzará al mercado una tableta con esta tecnología. La industria de videojuegos en Latinoamérica comenzó en la década de los noventa en la mayoría de países pero ha tenido un mayor crecimiento desde 2010 tras el lanzamiento de mejores herramientas de desarrollo y la apertura de tiendas digitales con alcance global. La realidad virtual podría ser el siguiente paso de una industria en crecimiento y la mejor entrada para aquellas empresas que recién comienzan.

EL MERCADO

El 2016 ha sido el año de la realidad virtual. De las tres compañías que encabezan la nueva ola de esta tecnología, Oculus y HTC ya han lanzado sus dispositivos al mercado (el Oculus Rift y el HTC Vive) y Sony espera hacerlo a mediados de octubre con el PlayStation VR. Mientras tanto, aceleradoras de negocios e inversionistas están apostando en una industria que junto con la de la tecnología de realidad aumentada llegaría a valer unos 120 mil millones de dólares para el 2020, según la consultora Digi Capital. Sin embargo, a pesar de las predicciones favorables, el mercado y los analistas aún no están convencidos. “Es normal que aún haya cierto temor por entrar a trabajar en realidad virtual, si no hubiesen riesgos, todos estarían haciendo juegos y el escenario sería similar a lo que ocurre con las aplicaciones móviles”, dice Enrique Fuentes. Mientras que ya existen más de 2 millones de apps en la AppStore de Apple, en la tienda de aplicaciones del Gear VR (el equipo de realidad virtual que Samsung creó junto con Oculus) existen menos de doscientas opciones. “Es como la época en que la AppStore recién abrió sus puertas y no habían tantos desarrolladores haciendo juegos móviles”, dice Fuentes.

La visibilidad es una de las razones por las que la realidad virtual resulta una alternativa atractiva para los desarrolladores independientes. Otra razón es el modelo de negocios. En el mercado móvil los juegos free-to-play se han convertido en la norma: los usuarios pueden descargar juegos sin pagar por ellos a cambio de ver avisos publicitarios mientras juegan o a través de microtransacciones opcionales durante el juego para acelerar los tiempos de espera o para obtener mejoras para sus personajes. Los juegos premium, o aquellos en el que los usuarios compran la experiencia completa del juego al momento de descargar el juego, han perdido la batalla en las plataformas móviles y sus creadores suelen mirar hacia otras plataformas. La realidad virtual es una de ellas, y la mayoría de los juegos son premium, resultando un escenario financiero más previsible para las empresas de desarrollo.

MÁS ALLÁ DE LOS JUEGOS

Además del potencial de la realidad virtual para los videojuegos del futuro, también hay oportunidades en otros sectores. Enrique Fuentes comenta que “existe una gran demanda por servicios de experiencias de realidad virtual en sectores como la construcción, arquitectura y la publicidad”. En otros países como China las empresas de realidad virtual han comenzado a revolucionar la industria de la vivienda, permitiendo a los usuarios viajar a sus casas del futuro e incluso comprar los muebles que necesitará mientras recorre las habitaciones de la casa usando el casco de realidad virtual. Las empresas buscan innovar y ofrecer nuevas experiencias a sus clientes y es allí donde esta tecnología puede servir no solo como una herramienta de marketing sino también para mejorar la eficiencia y crear nuevos productos y servicios.

La industria musical tampoco es ajena a esta nueva tecnología. VRTIFY es una plataforma que nos permite estar dentro de un concierto de música utilizando un casco de realidad virtual. Además también podremos elegir las canciones de nuestra cuenta de Spotify o Pandora y escucharlas en una de las más de cien locaciones digitalizadas por la plataforma, como la cima de una montaña, una playa o mientras volamos en la cabina de un jet. La empresa argentina detrás de esta tecnología encontró un nicho de mercado sin explorar y hoy ya tiene acuerdos con empresas discográficas como Sony y Warner y artistas de todo el mundo.

El reto para las empresas que quieran entrar a la realidad virtual es similar al de otras industrias creativas: atraer a los mejores profesionales que suelen optar por rubros mejor pagados y eliminar la percepción negativa que parte de la sociedad tiene sobre ellas (dudas y prejuicios sobre su potencial). Por ello, los casos de éxito en la región serán importantes para darle mayor visibilidad a la industria. La principal ventaja para las empresas en Latinoamérica es que a diferencia de otras industrias en donde las barreras de entrada son bastante altas, la realidad virtual sigue siendo un enigma y todos tienen las mismas oportunidades para encontrar la aplicación que marcará su futuro. Es la nueva fiebre del oro.

Luis Wong

Categoría
Videojuegos Prime Time

Deja tu comentario