Destacado

Pablo Iglesias piropea a Rajoy, ataca a Rivera y enamora a Sánchez

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
882 Visualizaciones

 

Lo tenía difícil Pablo Iglesias este 31 de agosto de 2016 para abrirse un espacio en el debate después de la intervención de Pedro Sánchez, muy dura contra Rajoy. Se esperaba un discurso que buscase un espacio propio. Y lo hizo a su estilo: con un sermón insufrible.

Comenzó el de la coleta con un ejercicio de autojustificación de sus posiciones, queriendo destacar que «nadie duda de que nosotros con ustedes no vamos a la vuelta de la esquina».

Iglesias ha estructurado su discurso en tres partes: críticas a Rajoy, duros ataques a Ciudadanos y llamamiento a Sánchez para construir una alternativa.

El líder de Podemos ha anticipado que «este debate no va a cambiar su suerte» y se ha mostrado orgulloso de «ser su antagonista, señor Rajoy». Iglesias ha glosado las medidas tomadas por el Gobierno del PP criticando «que sigan gobernando será un desastre para la gente corriente».

Pero donde más ha criticado a Rajoy ha sido a cuenta de la corrupción: «Hablar de su gestión es hablar de corrupción. La corrupción está en los genes de su partido» y ha asegurado que «han naturalizado la corrupción como una forma de Gobierno. Ustedes son la corrupción».

Ha seguido Iglesias con la crítica al acuerdo con Ciudadanos, del que lo primero que ha descalificado la «escasa ambición del supuesto plan de choque social».

Una de sus críticas más mordaces se las ha dedicado a Rivera por haber pactado con el PSOE y ahora con el PP: «Usted es de lo que haga falta. Usted es el chicle de Mcgiver del régimen. Sirve usted para todo».

Además ha ironizado sobre las palabras de Rivera en las que dijo que no le importaba perder la credibilidad por el bien de España: «Casi ha escrito usted su propio epitafio».

«Le advertí de los peligros de la hipoteca naranja», ha hilado Iglesias para apelar a Sánchez a construir una alternativa:

«Para enfrentar al PP y a sus políticas nosotros si somos de fiar».

Iglesias ha querido reconocer la actitud del socialista:  «Usted ha mantenido su palabra. Le doy las gracias por no facilitar un gobierno del PP».

«Y eso nos debe empujar a empujar el acuerdo. Decídase señor Sánchez».

Tres alternativas

El secretario general de Podemos ha compartido el turno con el portavoz en el Congreso de En Comú Podem, Xavier Domènech, que ha repetido ese «no» a Rajoy y ha explicado las tres posibles alternativas: O un gobierno del PP, o un gobierno alternativo liderado por PSOE y Unidos Podemos, o unas terceras elecciones.

Sobre la posibilidad de estos comicios, Domènech ha calificado de «muy baja altura política» el hecho de que puedan coincidir con la Navidad.

También para Albert Rivera ha tenido palabras el portavoz de En Comú Podem. En concreto, le ha avisado de que «Roma no paga traidores. Cuídense sus espaldas en unas posibles terceras elecciones».

Además, ha defendido su opción como «la alternativa real del país» y ha concluido su intervención en catalán, con la frase «Nunca podremos ser si no somos libres».

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha participado también en este turno. Durante los tres minutos y medio en los que ha intervenido, ha reprochado al PP las políticas llevadas a cabo durante los últimos cinco años, que ha tachado de «un éxito para los privilegiados».

Con las palabras «muchas gracias, salud y república» Garzón ha dado paso a la portavoz de la coalición gallega En Marea, Alexandra Fernández, que ha hablado de «sobreactuación y discurso del miedo» como la táctica de «la derecha española». Fernández se ha dirigido también a los populares para pedirles que «dejen la tragicomedia».

Réplica de Rajoy

Rajoy ha replicado a Podemos, tras escuchar a todos sus portavoces y se ha dirigido a Sánchez: «Ayer le advertí que la alternativa son mil colores».

A partir de ahí Rajoy ha comenzado a ironizar sobre el discurso de Iglesias: «Usted es estupendo. A veces pienso si me gustaría ser como usted. ¿Es usted el único demócrata que hay en esta cámara?».

Rajoy le ha recordado las duras medidas que ha tenido que tomar Grecia por no poder defender su soberanía, y le ha reprochado que acapare para sí el patrimonio de las necesidades de la ciudadanía:

«Nadie tiene el patrimonio de la gente. Ni usted, ni nosotros. Ustedes no tienen el patrimonio de los buenos sentimientos».

Categoría
Prime Time Política

Deja tu comentario