Las arañas vuelan… pero no de la forma que te imaginas

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
273 Visualizaciones

La capacidad de volar apareció varias veces en la evolución: en insectos, en dinosaurios y sus descendientes (las aves), y en otras especies como en ciertos mamíferos. Y aunque todos estos animales usaron alas para transportarse por el aire, hubo una pequeña especie que fue observada volando sin contar con esa ayuda: las arañas, según Victor Román, N+1.

Charles Darwin las observó en su barco HMS Beagle cuando se lanzaban con "rapidez irresponsable", llevadas por hilos de seda. Ahora, una investigación publicada en la revista Current Biology, ha encontrado que las arañas pueden volar usando la fuerza de la electricidad atmosférica.

Erica Morley de la Universidad de Bristol y su equipo, quisieron probar una idea propuesta hace casi 200 años de que las fuerzas electrostáticas, la forma en que los objetos son atraídos o rechazados por su carga, podrían ser lo suficientemente fuertes como para conseguir que las arañas vuelen en el aire.

Primero, los investigadores probaron si las arañas podían detectar los campos eléctricos. Pusieron pequeñas arañas Linyphiidae en una jaula de Faraday que las protegía de los campos electromagnéticos y las corrientes de aire, y luego agregaron sus propios campos eléctricos que imitaban las fuerzas vistas en la naturaleza. "Estábamos buscando cambios en el comportamiento en respuesta a encender y apagar el campo eléctrico", dice Morley.

Cuando Morley encendió la corriente, las arañas comenzaron a caminar de puntillas, un comportamiento que solo se ve cuando las arañas están a punto de saltar: enderezan las piernas, levantan el abdomen y liberan seda. Los investigadores también encontraron que las arañas tenían diminutos pelos sensoriales que pueden detectar campos eléctricos. "Pueden sentir la carga en el aire", dice Morley. Esta es la primera vez que esta habilidad sensorial ha sido documentada en criaturas distintas de las abejas.


Araña a punto de desplegar su tela de araña para volar
Erica L. Morley y Daniel Robert


Diminutos vellos sensoriales en las patas de la araña que responden a los cambios de la electrostática
Erica L. Morley y Daniel Robert

La segunda parte del experimento examinó el efecto del campo eléctrico sobre las arañas aerotransportadas y descubrió que la altura de las arañas podía controlarse elevando o bajando el campo eléctrico. "Si desconectas la tensión, ves que las arañas comienzan a caer lentamente. Puedes jugar con su altitud ", dice Morley.

Aunque fascinante en sí mismo, este descubrimiento podría (al menos en teoría) ayudar al desarrollo de drones pequeños y livianos que podrían volar de la misma manera que ocurre con las arañas, especula el físico Peter Gorham de la Universidad de Hawai, cuyos cálculos teóricos inspiraron el estudio de Morley. "Las arañas que pesan 100 mg pueden flotar. Eso es más que suficiente para hacer volar un pequeño microprocesador y cámara".

Por otro lado, conocer el proceso por el cual las arañas pueden volar tiene interés para estudiar la ecología de estos animales y el resto de cosas relacionadas con ellos. Conocer su capacidad de dispersión permite estudiar su dinámica de población, la distribución de sus especies y su capacidad de adaptación a cambios.

El siguiente paso que tomarán los investigadores será tratar de averiguar si hay otros animales capaces de detectar estos campos eléctricos para volar y, además, estudiarán lo analizado aquí directamente en el entorno natural.

Categoría
Salsa Rosa
Palabras Clave
arañas, vuelan

Deja tu comentario