La peor pillada de hemeroteca de todas las que le han hecho a Pedro Sánchez

¡Gracias! ¡Compártelo con tus amigos

Ya no te gusta este video. ¡Gracias por tu opinión!

Agregado
5.566 Visualizaciones

Pedro Sánchez tiene tantos capítulos de su particular metarmorfosis política como párrafos hay en su tesis plagiados.--Pablo Casado acusa a Pedro Sánchez de ser "partícipe de un golpe de Estado"--

En la sesión de control del pasado miércoles 24 de octubre de 2018, que fue tan polémica, el presidente socialista entró en convulsión con las acusaciones de Pablo Casado y reprochó a populares y Ciudadanos de "frivolizar con el lenguaje" a la hora de hablar de golpes de Estado y de rebeliones de manera tan alegre, a su juicio.--Moncloa anuncia que Sánchez da por rotas las relaciones con Casado tras la acusación de golpista--

Desde la tribuna del pleno, Sánchez hizo suyas unas palabras de Federico Trillo definiendo lo que debería entenderse por delito de rebelión: "se tiene que dar por militares o por civiles armados a las órdenes de militares".--Pablo Casado da en la diana con Sánchez: El País vomita odio contra el líder del PP al que ya compara con Trump--

Pero ahora corre como la pólvora un audio que demuestra que no hace tanto, el presidente tenía una opinión muy diferente de lo que era una rebelión.--Carlos Herrera destapa la traición de Pedro Sánchez: "Actuó como el abogado defensor del golpista Junqueras"--

 
 
 

Fue en Espejo Público durante una entrevista con la presentadora Susanna Griso, a la que declaró, sin pestañear, lo siguiente:--Albert Rivera: "Al buscar en el diccionario 'sin escrúpulos' saldrá la cara de Pedro Sánchez"--

Lo que se produjo el pasado 6 y 7 de septiembre en el parlamento de Cataluña se puede entender como un delito de rebelión.

 

Griso quiso asegurarse: "¿lo entiende usted como un delito de rebelión?".

Y el socialista, que en ese momento no era presidente de gobierno, erre que erre:

Yo creo que lógicamente lo es

 

Y no se quedó ahí: "lo que estamos viendo es que hay responsables públicos al frente de instituciones que lo que hacen es plantear la subversión del orden constitucional. Y ahí tendríamos que hacer distintas formas de entender el delito de rebelión con un agravante que es precisamente los altercados públicos, pero si no hay altercados públicos lógicamente eso no significa que pueda haber un delito de rebelión como sí que se produjo".

Claro que por entonces Sánchez no tenía que pactar con nacionalistas y separatistas de distinto cuño para sacar adelante sus presupuestos y poder seguir manteniéndose en La Moncloa un tiempo más. Ay, la hemeroteca.

 
Categoría
Destacado

Deja tu comentario