Destacado

La Guardia Civil atrapa a la autora de 15 incendios en Galicia

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
8.584 Visualizaciones

Mientras Galicia arde por varios frentes que han arrasado 6.000 hectáreas de montes en tres días, la Guardia Civil detenía este 12 de agosto de 2016 a una vecina de la localidad coruñesa de Cerceda la que le imputa un presunto delito continuado de incendio forestal como responsable de provocar al menos 15 de los fuegos que se han desatado esta semana.

La detención de M.C.G.G., de 56 años y con antecedentes por otros hechos, se produjo en medio de un operativo del Seprona y agentes del destacamento de Ordes.

Los agentes pudieron sorprender a la mujer en el momento que colocaba varios dispositivos incendiarios, según explicó este viernes a mediodía en rueda de prensa el teniente jefe del Seprona.

Según los datos que han trascendido del operativo, el seguimiento de los agentes sobre la presunta pirómana se hizo desde el momento en que esta salió de su casa al amanecer con un coche con el que realizó siete paradas. En cada uno de los puntos donde paraba iba dejando velas aromáticas a las que luego prendía fuego.

En el momento de su detención, se recuperaron cinco velas más que la detenida ya había encendido, provocando los consiguientes fuegos.

También se le incautaron nueve mecheros y cerillas que llevaba en el coche. Se cree que desde el 18 de julio, la detenida ha provocado al menos 15 incendios de los que al menos de siete, la Guardia Civil tiene pruebas físicas y documentales de su autoría, informa Europa Press.

La mujer, sin antecedentes por actividades incendiarias, tenía mala relación con sus vecinos, algunos, precisamente, sospechaban de su implicación en los últimos incendios y se han prestado a colaborar con el operativo del Seprona.

Sobre la superficie quemada que supuestamente ha provocado la mujer, el balance es de 22 hectáreas de onte arbolado y arbusto, siempre muy cerca de núcleos de población y en un radio de 2 ó 3 kilómetros de su domicilio en Cerceda.

El portavoz del Seprona ha lamentado la dificultad para detener a los pirómanos y ha recalcado que lo importante en estas investigaciones es llegar al punto donde se desata el fuego.

"Es difícil determinar el perfil del incendiario -ha dicho- porque lo normal es que actúen de forma individual para facilitar aún más su impunidad".

La operación contra la supuesta pirómana de A Coruña, que se desarrollo a las 7,30 de la mañana, provocó la convocatoria urgente de una rueda de prensa del coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de La Coruña, Francisco Javier Jambrina, y el teniente jefe del Seprona, Javier Medela Gallego, junto a responsables del puesto coruñés de la Benemérita en Ordes que intervinieron en la investigación.

En medio de la polémica suscitada por la falta de coordinación y medios contraincendios, en la convocatoria se advertía a los medios que solo se informaría del operativo policial y se rogaba a los periodistas que no realizaran preguntas con temática política relacionada con los incendios.

El mayor incendio, en Pontevedra

En muchas localidades de la Galicia más atlántica no hubo lluvia de estrellas en la noche del jueves al viernes. El humo acumulado por los abundantes incendios que han devorado ya 6.000 hectáreas desde el lunes de las 8.800 que han ardido en lo que va de año.

En estos días, las llamas han arrasado terrenos principalmente en las provincias de Pontevedra y La Coruña, mantiene de día el sol eclipsado e impide de noche ver el cielo. La titular de la consejería, Ánxeles Vázquez, insiste en que la mayoría son intencionados y que Galicia está sumida en una ola de "atentados" ambientales.

La imagen aérea de Galicia y Portugal es una sucesión de focos en llamas, con epicentro en el ayuntamiento fronterizo de Arbo (Pontevedra), a la vera del Miño. Esta localidad ostenta de momento el desgraciado honor de alimentar con su vegetación plagada de eucaliptos el mayor incendio de la temporada en la comunidad, camino de las 1.600 hectáreas.

La mayoría de los grandes fuegos de estos días han amenazado núcleos habitados y han obligado a la Xunta a decretar la llamada 'situación 2' de alerta y llevar a cabo sucesivas evacuaciones de viviendas.

Entre estos desalojos, han estado los de 37 niños de Aldeas Infantiles en Redondela (Pontevedra) y los de todos los turistas de dos campings en los ayuntamientos coruñeses de Porto do Son y Ribeira, este último, esta misma jornada.

En este último municipio costero, en estos momentos el fuego enfila la empinada ladera de un célebre monte, A Curota, gran mirador del mar poblado de ganado que pasta libre.

Tres incendios forestales siguen esta mañana de viernes con la alerta por proximidad a las casas activada. Dos de ellos son los de Porto do Son (unas 1.000 hectáreas) y Arbo; y otro más se localiza en Crecente (Pontevedra), con 200 hectáreas afectadas por el momento.

En Laza (Orense) y Cerdedo (Pontevedra), las llamas también siguen activas. La Conselleria de Medio Rural da por "estabilizados" los incendios forestales de Santiago (otro gran fuego de 800 hectáreas que ha contagiado a un municipio vecino), Avión (Orense), Arcade y Soutomaior (Pontevedra).

Se consideran "controlados", además, los fuegos de Cee (La Coruña) y los pontevedreses de Cotobade, Mondariz, Caldas de Reis y Pontevedra. La Administración gallega no informa sobre los centenares de focos que se están declarando desde el lunes y que son sofocados antes de alcanzar las 20 hectáreas.

Categoría
Prime Time Economía

Deja tu comentario