Destacado

La furiosa decapitación del agonizante yihadista al grito de "¡Alá es grande!"

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
496 Visualizaciones

Es un caos. Las fuerzas kurdas, -que iniciaron el 17 de octubre de 2016 el avance por el este para arrebatar al ISIS el control de la segunda ciudad de Irak-, la que eligió el líder del grupo yihadista, Abu Bakr al-Baghdadi, para declarar el califato, están fuera de control en Mosul. Y no es de extrañar. El puzzle de fuerzas que lucha contra los terroristas se desdibuja ahora en un desolador panorama donde todos corren para ponerse a salvo, y muy pocos se aclaran bajo las balas de los peshmerga, el gobierno iraquí y las fuerzas aliadas respaldadas por la coalición liderada por Estados Unidos.

El vídeo que nos ocupa esta vez da cuenta de cómo se las gastan los primeros en esos lares. Un combatiente del ISIS, herido de muerte, es decapitado de una forma feroz y algo exagerada, mientras sus verdugos gritan enloquecidos el consabido "Alá es grande" y blanden su cabeza a modo de trofeo.

La situación en el sitiado bastión yihadista va a peor. Los miembros del grupo terrorista Estado Islámico se están infiltrando entre los civiles que huyen de la ciudad iraquí,  y algunos han logrado escaparse a otras zonas de Irak y al extranjero, según informaron este jueves 16 de marzo de 2017 fuentes locales.

"Nos juntaremos con los apóstatas", dijeron los miembros de ISIS, según recuerda un tal Mohamed, mientras proferían amenazas para que no les delatasen ante las fuerzas iraquíes, que someten a todos los varones mayores de 14 años a una criba, para identificar a posibles terroristas.

Entre los terroristas que huyeron con Mohamed se encontraba el asesino de su padre, por lo que se animó a delatar a los terroristas.

"Cuando tuve la oportunidad de informar sobre estos criminales, lo hice", afirmó.

En esta tanda de desplazados, el primer civil que dio el paso para desenmascarar a los terroristas fue un hombre de 60 años, Abu Ahmed.

Ante las preguntas de un responsable de las fuerzas antiterroristas, Abu Ahmed dijo que ISIS había matado a dos de sus hijos y no dudó en apuntar a un grupo de 30 yihadistas infiltrados entre los civiles, según presenció Efe en un centro dedicado a la criba de los civiles de Mosul.

A esa denuncia le siguieron la de Mohamed y otros jóvenes que identificaron a otros terroristas, con lo que las autoridades pudieron arrestar en un día a 117 miembros de ISIS.

La selección de los civiles se realiza en un espacio grande rodeado con altas paredes de cemento, donde se congregan cerca de mil hombres de entre 14 y 65 años, sentados en el suelo a la espera de la verificación de sus nombres en las listas electrónicas de sospechosos.

Todo el que aparece en estas listas de supuestos miembros de ISIS es arrestado e interrogado, según dijo a Efe uno de los responsables de hacer la criba, Haidar al Etabi.

Todos los arrestados son sometidos a interrogatorios para saber qué vinculación tienen con ISIS y después son remitidos al juez especializado en casos de terrorismo.

No obstante, del grupo de 117 supuestos terroristas denunciados por los civiles, tan solo siete figuraban en las listas de sospechosos.

Algunos expertos alertan de que muchos terroristas que no aparecen en esas listas están consiguiendo huir, mientras que otros lo hacen mediante el pago de sobornos a policías corruptos que hacen la vista gorda.

Categoría
Virales

Deja tu comentario