Destacado

Hombres que se ponen el velo en Irán para protestar

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
844 Visualizaciones

"Cuando la Revolución Islámica (1979) tuvo lugar, mi madre comenzó a ponerse el hiyab (velo islámico) por obligación. Ella nunca creyó en eso. Tenía que llevar ese atuendo durante los calurosos veranos de Juzestán (sudoeste de Irán) [...] Siempre sentí pena por ella y por mis hermanas".

Así describe su rechazo a la obligatoriedad de que las mujeres lleven velo el hombre que protagoniza la imagen que encabeza este artículo (Hermann Tertsch le saca los colores a Podemos: "Mucha conmoción, pero apoyáis a Hamas y pasta de Irán").

"Recuerdo cuando mi madre salía a comprar y regresaba a la casa, por el calor. Ni siquiera tenía energía para hablar".

"Yo estaba en contra del hiyab, al igual que mi padre y mis hermanos. Es muy duro salir afuera vestido de esta forma con ese calor. Es indescriptible".

Como él, muchos otros hombres decidieron participar esta semana en la campaña promovida por la activista y periodista iraní Masih Alinejad, quien vive en Nueva York y quiso que los hombres "se solidaricen" con las mujeres obligadas a llevar velo en ese país musulmán ("Ser gay en Irak o Irán no resulta tranquilizador. Se pasa del amor a la horca en un minuto").

Las reacciones fueron inmediatas: decenas de hombres comenzaron a publicar fotos en sus redes sociales, posando con el hiyab (La lesbiana que vive con su novia en Irán: "Tuve que esconderla en el armario durante varias horas").

La "policía moral" es el organismo que se encarga de que se aplique la ley del velo obligatorio en Irán desde hace casi cuatro décadas.

De hecho, no llevar el velo es considerado una "deshonra" por las autoridades de ese país y puede suponer una pena de multa e incluso de cárcel.

Pero la reacción positiva de algunos hombres y mujeres hacia la campaña de concientización liderada por Alinejad indica que parte de la sociedad -y no sólo las mujeres- está en desacuerdo.

El proyecto, que lleva por nombre "My Stealthy Freedom" (Mi sigilosa libertad"), comenzó en 2014, e invita a las mujeres a compartir fotos en Facebook sin el velo islámico.

Esta vez, la periodista les pidió a los hombres que se unieran y compartieran en las redes sociales fotografías posando con el hiyab, a poder ser, junto a mujeres con el cabello al descubierto.

Desde el 22 de julio, Facebook, Twitter o Instagram se han llenado de imágenes de hombres con velo, que pueden encontrarse en la etiqueta #meninhijab (hombres en hiyab).


Un "insulto"

"Decidí apoyar a mi sobrina y llevar el hiyab porque no quiero que nadie me robe mi libertad".

"Esperamos que, un día, en cada familia, la libertad individual de cada persona sea respetada. No creemos que obligar a alguien a llevar el hiyab sea un signo de honor", agrega otro, posando junto a hombres con velo (y mujeres sin él).

"Obligar a las mujeres a llevar el hiyab es un insulto a los hombres" añade un tercero.

Cuando Alinejad lanzó su campaña, decía que llevar el velo le hacía sentir que su cabello era "un rehén del gobierno".

Hoy, son también los hombres quienes expresan su rechazo al hiyab obligatorio.

"Muchos pensarán que la imagen de un hombre en velo es humillante para los hombres. Pensemos en profundidad: ¿qué hay de los millones de mujeres que están obligadas a llevarlo?".

Categoría
Prime Time Cultura

Deja tu comentario