Destacado

Emboscada talibán y caza y muerte de tres terroristas

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
3.246 Visualizaciones

La guerra de Afganistán enfrentó en principio al Estado Islámico gobernado por los talibanes y una vez derrocado este, a su insurgencia, por un lado, y a una coalición internacional comandada por EEUU. Comenzó el 7 de octubre de 2001 y todavía no ha concluido.

Arrancó con la «Operación Libertad Duradera» del Ejército estadounidense y la «Operación Herrick» de las tropas británicas, lanzadas para invadir y ocupar el país asiático. La invasión se desató en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, de los que este país culpó al gobierno del mulá Omar. Para iniciar la invasión, Estados Unidos se amparó en una interpretación peculiar del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, relativo al derecho a la legítima defensa.

El objetivo declarado de la invasión era encontrar a Osama bin Laden y otros dirigentes de Al Qaeda para llevarlos a juicio, y derrocar el Estado Islámico de Afganistán, gobernado por el emir mulá Omar, que a juicio de las potencias occidentales apoyaba y daba refugio y cobertura a los miembros de Al Qaeda. La Doctrina Bush de Estados Unidos declaró que, como política, no se distinguiría entre organizaciones terroristas y naciones o gobiernos que les dan refugio.

Existen dos operaciones militares luchando por controlar el país. La «Operación Libertad Duradera» es una operación de combate estadounidense con la participación de algunos países de la coalición y que actualmente se está llevando a cabo principalmente en las regiones del sur y del este del país a lo largo de la frontera con Pakistán. En esta operación participan unos 28.300 militares estadounidenses.

La segunda operación es la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), que fue establecida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a finales de diciembre de 2001 para asegurar Kabul y las áreas de sus alrededores. La OTAN asumió el control de la ISAF en 2003. En julio de 2009, la ISAF tenía en torno a 64 500 militares de 42 países, proporcionando los miembros de la OTAN el núcleo de la fuerza. Estados Unidos tenía aproximadamente 29 950 soldados en la ISAF.

En la invasión, Estados Unidos y Reino Unido llevaron a cabo la campaña de bombardeo aéreo, con fuerzas terrestres proporcionadas fundamentalmente por la Alianza del Norte. En 2002, fue desplegada la infantería estadounidense, británica y canadiense, avanzando con fuerzas especiales de varias naciones aliadas como Australia. Posteriormente se sumaron las tropas de la OTAN.

El ataque inicial sacó a los talibanes del poder, pero éstos recobraron fuerza y posiciones desde entonces. La guerra ha tenido menos éxito de lo esperado en cuanto al objetivo de restringir el movimiento de Al Qaeda.34 Desde 2006, se ve amenazada la estabilidad en Afganistán debido al incremento de la actividad insurgente liderada por los Talibán, los altos registros de producción ilegal de droga, y un frágil gobierno con poco poder fuera de Kabul.

El 28 de diciembre de 2014 el presidente de los Estados Unidos Barack Obama dio por finalizada la misión de la ISAF-OTAN en Afganistán y la ceremonia que se realizó en Kabul junto al comandante de la ISAF, el General estadounidense John F. Campbell en representación de las fuerzas de la ISAF supuestamente puso fin a los combates.

El 1 de diciembre de 2014 el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, corroboró junto al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y el jefe del Gobierno, Abdullah Abdullah, la continuidad de la misión aliada a partir del 1 de enero de 2015 en el país centro asiático denominada Operación Apoyo Resuelto y dicha misión se limita solo a entrenar y asesorar a las fuerzas afganas hasta fines de 2016.

Cerca de 13 000 soldados de la OTAN participan en una misión de dos años (hasta 2016) para entrenar a las fuerzas afganas. El 15 de octubre de 2015 el presidente estadounidense Barack Obama anunció que mantendrá 5500 soldados en Afganistán cuando deje el cargo en 2017, con esta decisión, pasa la resolución del conflicto a su sucesor.

En junio de 2016 el presidente de EE.UU, Barack Obama, autorizo ampliar el papel que desempeñan las fuerzas estadounidenses desplegadas en Afganistán. Este movimiento permitirá al ejercito acompañar a las fuerzas convencionales afganas (solo podían ir junto a las especiales) en su lucha contra los terroristas talibán.

En julio de 2016 Obama aumento el número de soldados estadounidenses para la permanencia en Afganistán (hasta que concluya su mandato en 2017) con lo que se completa en un total de 8400 el número de efectivos en suelo afgano, luego de que el mulá Haibatulá Ajundzada declarara al igual que su predecesor el mulá Akhtar Mohamed Mansur que la paz llegara a Afganistán una vez que la ocupació

Categoría
Periodismo Virales

Deja tu comentario