Cachondeo por las vacaciones de Sánchez e inquietud por el silencio del PSOE
Destacado

Cachondeo por las vacaciones de Sánchez e inquietud por el silencio del PSOE

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado
2.278 Visualizaciones

La desaparición momentánea del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de la escena política –lleva nueve días de vacaciones–, su silencio mediático, así como el rechazo que los portavoces de guardia su partido, Antonio Hernando y Óscar López, mantienen a abstenerse para permitir la investidura de Mariano Rajoy inquieta este 16 de agosto de 2016 a la dirección de Ciudadanos.

El partido centrista ve como su segundo intento para propiciar un gobierno, después de su fallido pacto de investidura con el PSOE en febrero, y evitar unas nuevas elecciones generales puede volver a fracasar.

Una circunstancia que, además del escenario de inestabilidad política al que se vería abocado España, cuestionaría la capacidad de C’s de ejercer de comodín entre los dos grandes partidos y enterraría el discurso promovido por Albert Rivera de recuperar el espíritu y el consenso de la transición.

Pero hay otro elemento que inquieta a C’s: Rivera no quiere bailar en solitario con Rajoy y convertirse en la única muleta de un gobierno del PP. “Nosotros nos hemos comido el sapo de aceptar a Rajoy como presidente por el bien del país, pese a que no nos gusta como presidente, ahora le toca al PSOE asumir su responsabilidad”, apuntan desde C’s.

De ahí la apelación que ha hecho Albert Rivera al “sentido de Estado” de los socialistas para, que permitan la formación de gobierno y de las advertencias que ha lanzado al PP, a la espera de que su ejecutiva acepte mañana sus seis condiciones previas e “innegociables” para abrir una negociación, de que su acuerdo no irá más allá de la investidura y “en ningún caso” formarán parte de su Ejecutivo.

Ciudadanos interpreta la “ausencia” de Sánchez por los “movimientos internos” en el PSOE y las discrepancias entre el secretario general y algunos barones territoriales, más proclives a abstención para que los socialistas no queden retratados como el partido que bloqueó la investidura. Una división que, apuntan fuentes centristas, deja todo en el aire y obliga a esperar “hasta el último momento” un posible cambio de rumbo Sánchez que evite las terceras elecciones.

Con esta posibilidad en mente y pendientes de que Sánchez se pronuncie, C’s está intentando reabrir las vías de diálogo con el PSOE, sobre todo con la “vieja guardia” –el expresidente Felipe González ha llamado a evitar el bloqueo institucional– y el equipo negociador del pacto de estabilidad que alcanzaron en febrero, para “reconducirlos” hacia la abstención.

Su propuesta: impulsar conjuntamente desde la oposición aquellas reformas y políticas de regeneración democrática que “nunca ha querido hacer el partido de Rajoy”.

En esa operación para seducir al socialismo, C’s quiere añadir a su posible pacto de investidura con el PP algunas de las medidas que estaban presente en su acuerdo con el PSOE, como la reforma de la ley Laboral, la reforma del sistema de financiación autonómico o modificar algunos aspectos de la ley de Dependencia. La reforma de la Constitución, si bien parece descartada que el PP acepte ponerla negro sobre blanco, es otro de los reclamos con los que el C’s quiere atraer al PSOE hacia un “espacio mínimo” de diálogo y entendimiento. “Esperemos que el silencio que mantiene el PSOE sirva para que unifiquen criterios y posturas y acepten la abstención”, declaró ayer la dirigente de C’s, Begoña Villacís. Para la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, si finalmente Sánchez rechaza la investidura de Rajoy los socialistas deberán explicar porqué obligan a España a “hacer este ridículo”.

A esta presión sobre el PSOE se sumó ayer también al dirigente del PP y presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. “Nadie pide a Sánchez que gobierno con el PP, sino que rompa el bloqueo”, declaró.

Cifuentes, que gobierna en Madrid gracias a un pacto el partido naranja, ironizó sobre las vacaciones del secretario general del PSOE, mientras que elogió la actitud de Rivera. Así, mientras criticó que Sánchez se dedique a “tomar el sol” y bloquear la investidura, el presidente de C’s está actuando con “responsabilidad, consciente de que en cualquier negociación tienen que haber cesiones y que lo importante ahora es que haya gobierno”.

Primero, la investidura

C’s no quiere adelantar los tiempos en su negociación con el PP y ha avisado que antes de ponerse a hablar de medidas concretas esperará a que los populares acepten sus seis condiciones para el diálogo. Esta pausa implica también a los presupuestos generales para el 2017 que el Gobierno en funciones del PP quiere cerrar cuanto antes y cumplir con el límite fijado por Bruselas para el 15 de octubre. “Esperamos primero que el PP vote las seis condiciones y que el Congreso establezca después la fecha del debate de investidura”, señala el portavoz de C’s, Juan Carlos Girauta. Además de la constitución del nuevo gobierno, C’s considera también indispensable que esté aprobado el techo de gasto. Aun así, desde el Ministerio de Economía han trasladado algunos documentos de trabajo al equipo económico de C’s.

Categoría
Prime Time Política

Deja tu comentario